Yo y mis paranoias

Resumen:

Todos tenemos nuestros miedos, nuestras obsesiones, nuestras fobias y nuestras paranoias. Hoy os cuento las mías. Al menos algunas de ellas…

Listen to Spanish podcast on Apple Podcasts
Listen to Spanish Podcast Español Con Juan in Google Podcasts

Cursos para aprender español: https://bit.ly/2Zulbxf

Libros para aprender español: https://bit.ly/33jSy7Y

Recursos para aprender español: https://bit.ly/2pjLlpY

TRANSCRIPCIÓN

[00:00:05] Español con Juan es un podcast en español para aprender español. Si tienes un nivel intermedio o intermedio alto de español, nuestro podcast te puede ayudar a mejorar tu nivel de comprensión y a aprender gramática y vocabulario en contexto de una forma natural, escuchando los comentarios y las divertidas historias de Juan, el profesor de español más guapo de Internet.

[00:00:34] Puedes leer la transcripción de cada episodio en nuestra página web: 1001 Reasons To Learn Spanish.

[00:00:52] ¡Hola chicos! ¿Qué tal? ¿Cómo va todo? ¿Cómo va la semana?

[00:00:58] Estoy en, estoy en casa, hoy estoy en casa, pero voy a salir, sí voy a salir porque estoy harto. Estoy harto de estar aquí en casa, encerrado.

[00:01:11] Llevo, llevo un montón de días trabajando. Algunos de vosotros quizás quizás pensáis que estoy en casa porque porque me da miedo salir por este, por este problema del coronavirus, ¿no? este virus que hay estas estas semanas, estas últimas semanas.

[00:01:34] No, no, no es por eso, no es por eso, es que es que tengo, tengo mucho trabajo.

[00:01:42] Cuando escucho, cuando escucho a algunas personas que dicen que hay que estar en cuarentena, que no pueden salir a la calle y tal…

[00:01:51] Yo la verdad es que es como si es como si llevara mucho tiempo en cuarentena, porque no, no salgo. Yo salgo muy poco. Desde desde el inicio del año, desde que volví de vacaciones en Navidad, estuve fuera, estuve muy lejos. Estuve en Estados Unidos, pues… y me lo pasé muy bien, ¿eh? Fue fantástico. Di muchos paseos y tal que me encanta, me encanta caminar, pero desde que volví, desde que volví, oye, que estoy aquí trabajando todos los días y en fin… Es que he tenido muchos problemas, muchos problemas con la tecnología.

[00:02:34] La tecnología es horrible, a mí me vuelve loco, me vuelve loco. Yo no sé si es porque soy muy, no sé… No soy viejo, pero bueno, quiero decir que ya no soy un jovencito ¿no? Ya no soy un jovencito de 20 años y a mí me cuesta…

[00:02:56] Me cuesta mucho esto de aprender cosas nuevas de la tecnología, que no es que no es que haya que aprender cosas nuevas, es que hay siempre problemas, hay siempre problemas. Eso es un rollo, es una lata, es un coñazo, con perdón, es un coñazo, que es lo que que es lo que se dice normalmente: es un coñazo, es un coñazo… Decir un coñazo…

[00:03:23] Es es un poco maleducado ¿no? Es una palabrota. No se no se debería decir, pero es que a veces cuando uno está enfadado tiene que usar estas palabrotas. Y entonces esto de la tecnología es un coñazo. Siempre hay algún problema. A veces es, no sé, el ordenador que no funciona, la cámara que, no sé, que la luz no, no está bien, el micrófono que se escucha demasiado alto. El editor de vídeos que es demasiado lento, la página, la página web que se ha caído, que hay un problema de algún virus ¡Yo qué sé! ¡Yo qué sé! Mira…

[00:04:01] Hay tantas cosas. Estamos rodeados de tantas cosas de tecnología que a veces, a veces, yo pienso que estábamos mejor

[00:04:11] antes. Estábamos, estábamos mejor antes, oye, cuando cuando todo, yo qué sé… Antes las cosas eran más sencillas. Mira que mira que a mí no me gusta, no me gusta pensar que el pasado fue mejor, ¿no? Pero oye, de verdad que cuando hay demasiadas cosas, cuando tenemos demasiadas cosas, hay más probabilidades de que de que que algo se rompa, de que algo vaya mal, de que algo no funcione. Y eso es lo que me está pasando, que a veces todo sale mal. A veces todo va mal ¿no? Hay un problema con el micrófono, con la cámara, con el ordenador…

[00:04:52] En fin, bueno, perdonadme, perdonadme que os suelte este rollo, pero es que necesito, necesito, necesito.

[00:05:04] ¿Cómo se dice? Necesito expresarme.

[00:05:09] ¿no? necesito liberarme. Necesito decirlo. Necesito hablarlo, porque… ¡Qué rollo! ¡Qué rollo! En fin, bueno, estoy en casa, pero voy a salir ¿eh? voy a salir. Estoy aquí, preparándome, preparándome para salir.

[00:05:25] Creo que hace mucho viento fuera, en la calle, así que no sé si se va a escuchar. No sé si se va a escuchar bien.

[00:05:34] A ver, estoy cerrando mi mochila porque yo siempre, siempre que, siempre que salgo, siempre que salgo llevo una mochila, incluso cuando no tengo nada que llevar dentro ¿no? Hoy, por ejemplo, la mochila está casi, casi vacía. Bueno, llevo un paraguas, llevo un paraguas porque aquí en Londres hay que salir siempre con paraguas, ahora mismo no llueve, hace un poquito de sol, pero no me fío.

[00:06:03] No me fio ni un pelo, no me fío ni un pelo. Es una expresión también. No fiarse, no fiarse ni un pelo.

[00:06:11] No me fío ni un pelo porque aquí, aquí en cualquier momento, en cualquier momento, cambia, cambia el tiempo y se pone a llover, o a nevar, o a nevar. Bueno, hoy no, hoy no hace frío, hoy no hace tanto frío como para nevar. Pero bueno, sí, bueno, voy a salir, voy a dar… nada, voy a, voy a ir a comprar unas cosas que tengo que comprar. Es un… En realidad no tengo que comprar nada, es una excusa, es una excusa que tengo para poder salir de la casa. Porque, oye, es que de verdad qué harto estoy qué harto, pero qué harto que estoy. A ver, bueno, a ver, he cogido las llaves… Antes de salir…

[00:06:55] Yo soy un poco obsesivo. No sé si os pasa a vosotros, pero antes de salir yo miro, yo miro que los grifos no estén abiertos, que el gas esté apagado.

[00:07:10] En fin, voy por toda la casa mirando así rápidamente los grifos, la ducha, el baño, la electricidad, el gas en la cocina. Que todo esté bien. A ver, voy a mirar la cocina y las ventanas, que las ventanas estén cerradas también. Sí, mis amigos dicen que soy un poco obsesivo, obsesivo, pero, bueno, es que, yo qué sé, sí… No, es que, ¿sabéis qué me pasó? ¿Sabéis qué me pasó? Cuando yo era joven, en España, hace muchos años, cuando yo era joven, cuando yo era muy joven, cuando tenía, no sé, 16 años

[00:07:48] o así, pues mi casa, mi casa, cogió fuego, hubo un incendio y se quemó completamente.

[00:08:00] No, no era una casa, era un piso, el piso donde yo vivía y un día yo salí a la calle ¿no? después de comer. Era un sábado. Recuerdo que era un sábado. Salí a la calle, estuve dando una vuelta y cuando volví un poco más tarde, no sé, como tres o cuatro horas más tarde, me encontré, me encontré que, bueno, ya había pasado todo, ya había terminado el fuego, pero estaban los bomberos, la policía, estaban yéndose, estaban yéndose de mi casa. Yo cuando llegué y vi a los bomberos allí, dije ¿Pero qué ha pasado? Y estaba mi familia, como os podéis imaginar, llorando, con un ataque de nervios. Claro, yo no vi nada, yo no vi el fuego, me lo dijeron ellos, me lo dijeron los vecinos también. Imaginaos la situación. Podría haber sido mortal ¿no? porque parte de mi familia eran ya personas mayores y tal que no se podían mover bien. Total, yo qué sé, no sé si es por eso…

[00:09:05] No sé si es por eso, pero yo ahora cada vez, cada vez que salgo de casa, miro 50000 veces los grifos, el gas, el cuarto de baño, que todo esté apagado, la electricidad, en fin, es demasiado ¿no? es demasiado. Lo sé que es demasiado, pero es que si no, si no lo hago, no estoy tranquilo. Si no lo hago, no estoy tranquilo. Luego estoy todo el día pensando “Oye, ¿he cerrado el gas? Oye, ¿habré dejado, habré dejado la ventana abierta? En fin, yo que sé, es un rollo. Al final lo que pasa, ¿sabéis lo que pasa? que me tiro, me tiro dos horas, me tiro dos horas antes, antes, antes de salir.

[00:09:54] Bueno, venga. Y me han pasado otras cosas, me han pasado… Un momento. No puedo hablar y hacer dos cosas al mismo tiempo.

[00:10:06] Voy a cerrar la puerta con la llave, un momentito. A ver, nunca sé qué llave es, ¿es esta? No, esta no es. Espérate. Esta…¡huy! A ver, sí, esta, ahí esta.

[00:10:19] Bueno, pues, un momento, me tengo que poner las zapatillas, me tengo que poner las… Bueno antes, antes de cerrar… Bueno, después de cerrar la puerta también controlo que está bien cerrada, que la he cerrado bien. ¿Vale? porque también también.

[00:10:43] También tengo miedo de que alguien entre en mi casa y me robe. Y es que, ¿sabéis lo que pasa?

[00:10:52] Que cuando yo era joven también, más o menos en esos años, cuando cuando pasó lo del incendio, pues unos años después, unos cuatro o cinco años después, entraron en mi casa a robar, entraron en mi casa a robar unos ladrones y fijáos fijáos, como pasó todo.

[00:11:15] A ver un momento, es que me estoy… Al mismo tiempo que estoy hablando me estoy atando

[00:11:23] Me estoy atando los zapatos. Bueno, no son zapatos: zapatillas ¿no? Un momento, ¿eh? Me estoy atando las zapatillas. Es que yo no puedo hacer dos cosas al mismo tiempo: hablar y atarme las zapatillas, oye no puedo hacerlo. Necesito concentrarme. Bueno, a ver, estoy hablando… Lo sé que estoy hablando y lo sé, que estoy hablando y me estoy atando las zapatillas. Pero lo que quiero decir es que no me puedo concentrar en la historia, en la historia que quiero contaros, de cuando entraron en mi casa a robar. Fue terrible. Bueno, no fue terrible, no pasó nada, pero… A ver, ahora ya me he

[00:12:06] Ya me he puesto las zapatillas, me las he atado. La puerta está cerrada.

[00:12:13] Venga, voy a bajar las escaleras, ¿vale? voy a bajar las escaleras y… Y, sí, os cuento, sí, lo que pasó fue que yo estaba…

[00:12:24] Yo tenía como unos 17 años o así más o menos. 17, 18 años, bueno… Esto era en los años ochenta, los años 80. En España había muchos problemas de delincuencia. Sí, no sé, había muchos problemas de droga, por ejemplo, mucha gente que consumía droga y entonces había muchos problemas de asaltos en la calle, de robos en las tiendas y en las casas pues entraban… A ver,

[00:13:01] un momentito que ahora tengo, tengo que abrir la puerta la puerta de abajo, la puerta de la calle, ¿no? a ver… Huy, a ver, a ver que… No, no hace frío, no hace frío, no, no, no hace frío.

[00:13:15] Espero que tampoco. Espero que tampoco haga viento.

[00:13:20] Espero que tampoco haga aviento porque si hace viento se escucha, se escucha mucho ruido en el podcast ¿no?

[00:13:28] Bueno, pues no hay nadie ¿eh?. Hay muy poca gente en la calle. No sé, me imagino que será por esto, ¿será por esto del virus,? ¿del coronavirus? Bueno, vamos a ver, vamos a…

[00:13:46] Sí, estoy bajando más escaleras, hay muchas escaleras para llegar a mi casa. Bueno, pues os estaba diciendo esto, sí, que yo tenía como 17 o 18 años y lo que pasó fue que yo estaba en mi casa, en mi cuarto, solo. Estaba solo en la casa, en el piso. No era una casa, era un pis. Estaba solo y me puse a escuchar música en mi cuarto. Y me puse unos auriculares, ¿entendéis? Unos auriculares muy grandes. Y estaba escuchando música, rock and roll… A mí me gustaba, me gustaba mucho un grupo de rock que se llamaban Los Ramones. No sé si los conocéis. Los Ramones, me encantaba.

[00:14:34] Y yo recuerdo que estaba escuchando los Ramones y bueno y otra gente ¿no? y de repente, de repente se abre la puerta de mi dormitorio. Y claro, yo sabía que en mi casa no había nadie, ¿no? no había nadie. Se abre la puerta y asoma la cabeza un tío, un tío que yo no conocía, un tío joven ¿no? con los pelos muy largos y el tío me mira. Yo lo miro y yo no… Al principio no entendí qué pasaba, ¿no? no entendí qué pasaba. El tío abrió la puerta y yo me llevé un susto de muerte, pero él también, cuando me vio… No me esperaba. Como yo estaba con los auriculares, el tío, el tío, no escuchaba nada ¿no? Entonces el tío entró, me vio, se asustó, yo me asusté también… El tío salió corriendo y yo al principio, al principio pensé que era una, que era un amigo, un amigo de alguien de mi familia. No sé. En aquel momento no sabía, no pensé… No pensé que era un robo. No pensé que era un ladrón. Pensé que era alguien de mi familia, algún vecino, no sé, no sé. No entendía bien qué había pasado. Entonces yo, bueno, pues salí y… para llamarlo, para preguntarle qué quería y tal. Pero el tío, ya… Cuando yo salí ya se había ido. Ya se había ido y luego fui… Cuando llegué a la puerta, cuando llegué a la puerta del piso, me di cuenta, me di cuenta de que había roto, había roto la cerradura, había forzado, entendéis, ¿no? había forzado la cerradura, la había roto completamente, ¿no? Era un ladrón, claro.

[00:16:37] Total, que yo, desde desde entonces, cuando cuando salgo de mi casa siempre pienso ¡Ay, ay! ¡A ver si van a entrar, a ver si van a entrar!

[00:16:53] Y también cuando cuando escucho música, pues tengo siempre miedo, aunque aunque aunque me pongo los auriculares, sí, me pongo los auriculares, pero siempre tengo miedo de que, oye, a ver si estoy yo aquí tan tranquilo, escuchando música y llega un tío por detrás. Yo qué sé, yo qué sé. Total, total, que sí, que el resultado, el resultado final es que soy un poco, soy un poco obsesivo, ¿no? Tengo estos miedos, estas paranoias que se dice también estas paranoias.

[00:17:39] Bueno, estoy caminando por la calle, voy a ir aquí a una tienda pequeñita que hay aquí cerca de mi casa y no hay mucha gente. Está todo muy tranquilo. Yo no sé si será por este tema del coronavirus. No sé. Aquí en Inglaterra todavía no… En fin, creo, yo estoy siguiendo las noticias, estoy siguiendo las noticias un poco, ¿eh? no mucho… Estoy siguiendo las noticias y creo que dicen que aquí en Inglaterra todavía no hay tantos casos como en otros países, aunque seguramente seguramente el número de contagiados va va a subir. Es lo que he oído, ¿no? que va a subir en las próximas semanas y que hay que estar preparados y tal. Y hay mucha gente que va a las tiendas, a los supermercados y compra un montón de cosas, ya… Por ejemplo, el papel higiénico. Hace unas semanas, en nuestro grupo de Facebook, una señora japonesa, Tomoko, decía que en Japón, en Tokio, la gente estaba comprando el papel higiénico, que no había papel higiénico en las tiendas. Y también jabón, este desinfectante para las manos. Y la gente… Bueno, yo… Me parecía divertido, así al principio, pero ahora, ahora también está pasando aquí. La gente va a los supermercados y compra un montón de cosas. No sé, como… No sé, a mí me parece un poco exagerado, en fin. Decía que yo estoy siguiendo, sí, estoy siguiendo lo que pasa, pero la verdad es que a mí este tema me aburre un poco. Yo sé que es importante, pero a mí todas estas cosas de las enfermedades y tal… quizás soy un inconsciente. Quizás soy un inconsciente, pero es verdad que no… Me debería preocupar más. No me preocupo… Sí me preocupo, pero no sé, a mí los temas estos de… Los temas de las enfermedades y las infecciones y todo esto… Las medicinas… A mí es algo que siempre me ha aburrido mucho. No sé, los médicos… Yo no podría ser médico, no podría ser médico.

[00:20:07] Conocer cómo funciona el cuerpo humano es interesante, pero todo este tema de las enfermedades no es algo que me guste mucho y la verdad es que estoy un poco cansado porque, aparte de todo, cuando cuando… Vamos, yo sé que es un problema grande, pero claro, pones la televisión o el periódico o escuchas la radio y es todo, todo ese tema, ¿no?.

[00:20:33] Yo entiendo que, claro, que es algo importante, cómo no, pero, en fin, lo que pasa es que como yo estoy en mi casa, a mí la verdad es que la vida me la está cambiando poco. A mucha gente, sí, esto le supone un gran cambio en la vida ¿no? porque tienen que trabajar todos los días, tienen que salir, coger el autobús, el metro, en fin, ver gente, estar cerca de la gente y eso, claro, son riesgos para acoger esta enfermedad, para contagiarse. Yo, claro, yo como tengo esta vida que parezco un monje, ¿no? Parezco…

[00:21:13] No recuerdo ahora la palabra, pero… ¡Un eremita! Exacto: un eremita.

[00:21:21] Ahora están pasando unos perros por aquí. A ver si me… a ver si me hacen algo. Tengo un poco de miedo, a ver, Bueno, sí, parezco un eremita. Yo estoy en cuarentena desde que… Oye, desde que dejé de trabajar en la universidad salgo muy poco, salgo muy poco; estoy haciendo siempre cosas, siempre tengo algo que hacer y eso… A mí no me cambia tanto la vida. Pero claro, a las personas que tienen hijos o que tienen personas mayores en casa o que trabajan y tal, claro, lo entiendo, ¿no?

[00:21:57] Pero en fin, yo espero, espero que todo esto pase, ¿no? rápido lo más rápido posible y, en fin, y sobre todo, espero que encuentren una solución a este tema. Una solución, quiero decir, una vacuna, ¿no? aunque no sé si eso… Todavía creo que tardará, tardará en llegar.

[00:22:23] Bueno, chicos, así, a lo tonto, a lo tonto, entre pitos y flautas, pues… No sé si conocéis estas expresiones: a lo tonto, a lo tonto, a lo tonto, a lo tonto. A lo tonto quiere decir, bueno, sin casi, sin darnos cuenta,¿no? casi sin darnos cuenta. Entre pitos y flautas también se puede decir entre pitos y flautas, pues entre pitos y flautas, a lo tonto, pues ya estamos llegando al final del episodio de hoy de nuestro podcast, porque no los quiero hacer demasiado largos. No quiero, no quiero que os aburráis. Quiero que duren, así, entre unos 20 minutos, más o menos. Bueno, chicos, pues nada, voy a ir aquí a comprar unas cositas, daré un paseo y os deseo a todos lo mejor del mundo, ¿vale? Que paséis una semana fantástica y mucha paciencia, mucha paciencia para sobrellevar estos días duros que estamos viviendo todos. En fin, hay que tener solidaridad ¿no? entre entre la gente. Ahora el mundo se ha hecho tan pequeño que, en fin, lo que sucede en países muy lejanos nos afecta a todos, ¿no? En fin, ese sería un buen tema de reflexión para un próximo, para un próximo episodio, ¿vale? Bueno, chicos, no me enrollo más, nos vemos. No, no nos vemos. Nos escuchamos la próxima semana aquí en español con Juan. Venga hasta luego. Hasta aquí el episodio de hoy.

[00:24:00] Muchísimas gracias por escuchar hasta el final. Si quieres leer la transcripción de este episodio o de los episodios anteriores de nuestro podcast, visita nuestra página web: 1001 Reasons To Learn Spanish. Allí encontrarás también ejercicios y muchos recursos para aprender español. Hasta pronto.