¡Qué injusta es la vida!

No me gusta quejarme, pero la verdad es que soy una persona con mucha mala suerte. Toda la vida he tenido mala suerte. Incluso para hacer este podcast, tengo mala suerte. ¡Qué injusta es la vida!

Listen to Spanish podcast on Apple Podcasts
Listen to Spanish Podcast Español Con Juan in Google Podcasts

Cursos para aprender español: https://bit.ly/2Zulbxf

Libros para aprender español: https://bit.ly/33jSy7Y

Recursos para aprender español: https://bit.ly/2pjLlpY

TRANSCRIPCIÓN INTERACTIVA

Mi mala suerte: Audio automatically transcribed by Sonix

Mi mala suerte: this mp3 audio file was automatically transcribed by Sonix with the best speech-to-text algorithms. This transcript may contain errors.

Español con Juan es un podcast en español para aprender español. Si tienes un nivel intermedio o intermedio alto de español, nuestro podcast te puede ayudar a mejorar tu nivel de comprensión y a aprender gramática y vocabulario en contexto, de una forma natural, escuchando los comentarios y las divertidas historias de Juan. Puedes leer la transcripción de cada episodio en nuestra página web 1001 Reasons to Learn Spanish.

Hola, chicos. ¿Qué tal? ¿Qué tal? ¿Cómo va todo? ¿Cómo va todo? Bienvenidos a un nuevo episodio de nuestro podcast Español con Juan. ¿Qué tal? Hacía mucho tiempo, ¿eh? Hacía mucho tiempo que no hablaba con vosotros. Es que he estado... He estado muy, muy ocupado. He estado muy ocupado, de verdad. He estado viajando por España. He estado en Ávila, una ciudad preciosa. He estado en Salamanca. He estado en Segovia. En fin, he hecho... He hecho un montón de vídeos. Un montón de vídeos que iré poniendo... Iré poniendo poco a poco en nuestro canal de YouTube. Por eso, por eso no he tenido mucho tiempo para grabar nuestro podcast. También porque es que estos vídeos... No solo... No solo porque he estado viajando, es que estos vídeos pues requieren mucho, mucho esfuerzo para... No para grabarlos, bueno, para grabarlos también, claro, porque he tenido que ir a España y he tenido que estar allí haciendo los vídeos y tal, pero sobre todo después, ¿vale?

El montaje, la edición de los vídeos. Hace falta, hace falta dedicarle mucho tiempo, ¿no? Porque, por ejemplo, un vídeo de estos de viajes que he hecho recientemente en YouTube... Algunos duran 18 minutos, 15 minutos, 20 minutos. Bueno, pues, en realidad, yo grabé a lo mejor, no sé, por ejemplo, 50 minutos, 50 minutos, casi una hora,¿no? Y entonces tengo que ir cortando, dejando fuera un montón de cosas, que es una pena,¿eh?

Hay muchas cosas que he dejado fuera, cosas divertidas, en fin, escenas muy bonitas, pero tuve que... Tuve que... Tuve que cortarlas,¿no? Tuve que cortarlas porque... Porque si no el vídeo sería larguísimo y claro, pero es que yo quisiera, yo quisiera, yo quisiera, yo querría, ¿vale? Yo querría...

Fijaos qué qué bonita palabra,¿no? qué bonito verbo el condicional, el condicional del verbo querer. Es bonito, ¿eh? Es un poco raro. Es un poco extraño porque tiene dos erres. Yo querría. Es muy difícil. Si sois ingleses, si sois americanos... Para vosotros creo que es difícil, ¿eh? Es difícil. Es difícil. Entonces, si es muy difícil para vosotros, tío lo que puedes hacer es usar el imperfecto de subjuntivo. El imperfecto de subjuntivo es más fácil: Yo quisiera, yo quisiera, yo quisiera, yo quisiera hacer...

Yo quisiera hacer los vídeos más cortos, tío. De hecho, siempre que me pongo a hacer un vídeo nuevo, pues lo que yo tengo en mi mente es hacer un vídeo muy cortito de diez minutos.

"Voy a hacer un vídeo de diez minutos"... Al final, tío, al final, tengo, cuando termino, tengo un vídeo de 50 minutos, de 50 minutos y me enrollo y hablo de esto y de lo otro y de los demás allá.... Explico las palabras, explico las expresiones, hablo de mi vida, hablo de mi abuela, cuento lo que voy a comer, la ropa que llevo, de lo que pienso sobre la música, la música flamenca, lo que voy a hacer en las vacaciones, lo que voy a hacer para cenar. Me enrollo como una persiana.

Yo me divierto, ¿eh? Yo me divierto, yo me lo paso muy bien. Yo cuando cuando hago los vídeos me río mucho y me río más, me río más cuando los estoy editando, cuando tengo que, en fin, que poner todos los trozos que he grabado, cuando los tengo que poner juntos... Yo me río, me río, me río, me lo paso muy bien, ¿eh?

Los últimos vídeos que he hecho, por ejemplo, el de la cocina, no sé si lo habéis visto. El vídeo... El vídeo en el que intento, intento hacer, intento cocinar las yemas de... Las yemas de Santa Teresa, un dulce muy, muy tradicional de Ávila que yo nunca, nunca he probado.

Y cuando estuve en Ávila, pues como yo soy, yo soy un desastre, ¿no? Yo para viajar soy un desastre. No sé si habéis visto los vídeos, pero, en fin, me pasaron un montón de aventuras. Bueno, más que aventuras, más que aventuras fueron desventuras. Un montón, un montón de desventuras. Bueno, pues resulta que no pude... No pude ver la muralla de... No pude ver la muralla de Ávila. Bueno, la vi, sí, la vi desde fuera, pero dentro... Yo quería recorrerla y cuando llevaba un ratito caminando, nada, diez, 15 minutos, me dijeron que me tenía que ir, tío. Me echaron. Bueno, no me echaron, pero llegó un guardia... Llegó un guardia y me dijo que me tenía que ir, que iban a cerrar, tío.

¿Te lo puedes creer? O sea, yo fui desde Londres, compré un billete de avión, fui a Madrid, de Madrid cogí un tren, fui a Ávila, pagué el hotel, estuve allí, en fin, solo, ¿eh? Yo fui solo.

O sea, por la noche estaba un poco aburrido, la verdad. Yo solo allí, dando vueltas como un tonto por la ciudad. Pero bueno, es un sacrificio, tío, es un sacrificio. Yo, yo quería... Yo quería grabar vídeos en Ávila, quería grabar vídeos en la muralla, quería ver la muralla porque es un monumento muy bonito, tío.

Si eres español, pues tú siempre has oído hablar de la muralla de Ávila, ¿no? La muralla... El Acueducto de Segovia, la Catedral de Burgos, la Giralda de Sevilla, la Sagrada Familia de Barcelona, el Museo del Prado, la Alhambra de Granada, en fin, estos edificios... Estos... Esos monumentos que son históricos, que todo el mundo, que todo el mundo valora tantísimo y que hay que ver si eres español... Bueno, si eres extranjero también, ¿vale? Pero si eres español... Oye, si eres español, no tienes excusa. Tienes que ir, tienes que ir y ver estos lugares, ¿no?

Entonces, yo ahora que llevo en Londres tantos años, pues, claro, no conozco bien España. Hay un montón de ciudades que no conozco. Entonces yo he pensado, he pensado: Hombre, pues ahora que estoy haciendo estos vídeos es mi oportunidad. Voy... Voy a estos lugares y al mismo tiempo que voy grabo vídeos y les muestro a los chicos de YouTube cómo es España, qué bonita es España, las cosas que hay que ver y todo esto.

Bueno, total que yo fui y oye, me pasaron un montón, un montón de desventuras, de desventuras... Pues, por ejemplo esta, que después de estar 10 minutos o 15 minutos encima, encima de la muralla, recorriéndola, me echaron. Sale un tío, un guardia y me echó, me dijo que iban a cerrar, ¿te lo puedes creer? O sea, y al día siguiente me tenía que ir. Yo fui con un viaje ya todo, todo pensado, todo planeado, ¿no? De diez días: tres días en Ávila, tres días en Segovia, cuatro días en Salamanca.¿Entendéis? O sea, estaba todo programado, ¿no? Y claro, yo al día siguiente me tenía que ir.

Mira, que... Es que tengo muy mala suerte, tío, tengo muy mala suerte. Yo en la vida he tenido siempre muy mala suerte. No me quiero quejar. Yo... No me gusta quejarme, de verdad no me gusta quejarme, pero yo he tenido muy mala suerte, he tenido muy... Yo tengo siempre mala suerte. Por ejemplo, esta mañana, esta mañana...

No sé si sabéis donde estoy. Podéis escuchar el ruido de fondo, ¿no?

El último episodio de nuestro podcast lo hice... Lo hice en Londres, por las calles de Londres,¿no? Y se escuchaba... De fondo se escuchaba el ruido del tráfico, ¿no? Había también niños en una escuela. Había ruido de obras, ¿no? De hombres que estaban trabajando, haciendo obras. ¿Os acordáis? ¿no? ¿Os acordáis? ¿no? Pues ahora no estoy en Londres, tío, no estoy en Londres y no estoy en la ciudad. Estoy... Bueno, estoy... Estoy en una ciudad, sí, en una ciudad pequeña, pero de fondo, de fondo creo que estáis escuchando un ruido mucho más agradable, ¿eh? Mucho más agradable que el ruido de la ciudad, ¿no? Que el ruido del tráfico, ¿no? Lo reconocéis. Yo me imagino que lo reconocéis. ¿No?

¿Eh? ¿Eh? Escucháis? A ver, me voy... Me voy a acercar un poco más. ¿Lo escucháis? ¿Dónde estoy? ¿Dónde pensáis que estoy?

¿Eh? Estoy en la playa, tío. ¡Estoy en la playa! ¡Estoy en la playa!

Mira, son las ocho de la mañana. He venido a la playa porque durante el día... Estoy en Italia. No lo he dicho. Estoy en Italia. Yo vengo mucho a Italia. Estoy en un pueblo pequeño... No, no... Es una ciudad pequeña. Una ciudad. Una ciudad pequeña, muy turística. Hace mucho calor, tío. Hace mucho calor. Durante el día hace mucho calor. Estos días hay una ola, una ola de calor en muchos países de Europa. Aquí en Italia, también. Estamos llegando a 39 grados cada día. Hace mucho calor, hace mucho calor.

Y yo vivo en una zona un poco lejos de la playa, ¿no? Bueno, no muy lejos, digamos que yo tardo (yo tardo: un buen verbo, ¿eh? un buen verbo para practicar). Yo tardo unos 20, 20 minutos o 30 minutos en venir en bicicleta, ¿vale? En bicicleta.

Que a mí me encanta. A mí me encanta venir en bicicleta. Si pudiera (imperfecto de subjuntivo), si yo pudiera, estaría todo el día yendo y viniendo, yendo y viniendo en bicicleta, yendo y viniendo en bicicleta. Me encanta, a mí me encanta montar en bicicleta.

Además, que como no tengo coche, no sé conducir, pues no me queda otra, ¿eh? No me queda otra. Tengo... Si quiero ir a algún sitio rápido, pues aquí tengo que ir en bicicleta, ¿vale?

Total, que esta mañana, claro, me he levantado temprano porque durante el día no puedo trabajar, tío, durante el día no, no puedo pensar. Hace tanto calor, de verdad, hace tanto calor que no puedo pensar, no me puedo concentrar.

Lo que he hecho es que me he levantado temprano, a las seis de la mañana, tío, me he levantado a las seis de la mañana y me he venido a la playa en bicicleta porque he pensado "ahora no hace demasiado calor, todavía, ¿vale? No hace demasiado calor. No hay mucha gente en la playa. Puedo venir tranquilamente. De fondo, de fondo se escucha el mar. Puedo grabar el podcast. Puedo hablar con los chicos de Español con Juan. Con las chicas también. ¿Vale? Con los chicos y con las chicas. Tranquilamente, de forma relajada..." ¿Eh?

Entonces, me he puesto mi gorra, ¿vale? Me he puesto una gorra, una camiseta de manga corta, pantalones cortos. Y me he venido aquí a la playa con la bici. ¿Vale? ¿Y qué pensáis que ha pasado? Pues qué, coño... Perdón, perdón, perdón. Perdón por las palabrotas, pero es que me he puesto... Me he puesto a grabar aquí en la playa y ha llegado un tío con una máquina haciendo ruido... ¿Vale? No sé qué hacía. No sé qué hacía a esa hora por la mañana. Un ruido enorme.

Digo, bueno, hombre, pero bueno... Vengo, vengo aquí. Vengo aquí expresamente a grabar este vídeo en silencio, con calma. Y hay este tío aquí que estaba... Yo que sé... No he entendido qué estaba haciendo. Tenía una máquina muy rara e iba de un lado a otro de la playa haciendo mucho ruido.

Vale, entonces he cogido la bici y me he ido aún más lejos. Me he ido aún más lejos. ¿Vale? Me he bajado de la bici, he montado, he montado el micrófono, he empezado a hablar, he empezado a grabar de nuevo el episodio y ha llegado otro tío. Otro tío diferente, con una máquina, con otra máquina, y ha empezado a limpiar, a limpiar, no sé, las hojas que había o la basura que había por el suelo... Así. A mi lado. A mi lado. A dos metros de mí.

Tío. Y entonces yo ya me he puesto nervioso, ¿eh? Me he puesto nervioso porque ahora ya hace calor, tío. Porque esto, esto, esto...

Yo llevo aquí ya mucho rato, ¿eh? Cuando yo vine hacía fresco. Hacía mucho fresco. Se estaba muy bien aquí en la playa. No había casi nadie. Total, he vuelto a coger la bicicleta. Me he ido otra vez. Más lejos, aún más lejos, donde no había nadie. He dejado la bicicleta. Me he bajado de la bicicleta. He ido a la playa. He ido a la playa. No había nadie, nadie, nadie, nadie. No se veía a nadie... Que es raro, tío, eso muy raro porque estamos en verano, ¿no? Y... en esta época del año las playas están llenas. Bueno, pues no había... Todavía no había llegado nadie. Solo una señora, solo una señora, una señora en toda la playa. ¿Vale?

Y la señora estaba haciendo yoga. Estaba haciendo... Estaba haciendo meditación. Meditación... No sé. Estaba sentada en una posición de yoga. Haciendo meditación. Respirando...

Muy bien. Entonces, claro, yo he pensado. ¿Pero, hombre, cómo me voy a poner? ¿Cómo me voy a poner a gritar aquí al lado de esta señora? ¿Cómo me voy a poner a gritar aquí... ¡Hola, chicos! ¿Qué tal?"

Entonces, claro, me ha dado, me ha dado vergüenza, me ha dado vergüenza. Digo, pero no... Hombre, no me puedo poner aquí a molestar a esta señora que está haciendo meditación. Pero...

Por otro lado, por otro lado pensaba: pero yo tengo muy mala suerte en la vida, tío, yo tengo muy mala suerte en la vida porque vaya donde vaya (¿Eh?muy interesante, muy interesante, ¿eh? el subjuntivo) vaya donde vaya, vaya donde vaya, tengo problemas, tío. No me sale nada bien. No me sale nada bien.

Entonces, bueno, he vuelto a la bicicleta y me he ido todavía más lejos. Todavía más lejos. Aún más lejos. Ya estaba en otra ciudad, tío, porque esta ciudad es muy pequeña. Ya estaba en otra ciudad. En otra ciudad. Y... he llegado allí. Bueno, he llegado aquí, donde estoy, donde estoy y... Y aquí ya me he puesto a grabar definitivamente el episodio del podcast.

Pero claro, ya es muy tarde, tío. Ya es muy tarde. Ya... Ahora hace calor. Estoy sudando, estoy sudando la gota gorda. Menos mal que todavía no hay mucha gente, ¿vale? No hay mucha gente y por el momento por aquí no, no pasan coches. Por el momento...

He dejado la bicicleta aquí cerca, pero no puedo irme muy lejos porque no tiene cadena. Se me ha olvidado la cadena. La cadena para asegurar la bicicleta. La he olvidado en casa y entonces no quiero que me la roben.

Y entonces bueno, estoy aquí. No me puedo ir muy lejos. Estoy intranquilo. ¿Entendéis? Es lo contrario de tranquilo. Estoy muy intranquilo. Estoy aquí y además creo que me estoy quemando. Me estoy quemando la piel porque la piel de los brazos y de la cara, porque, claro, cuando yo salí esta mañana el sol, el sol estaba todavía muy bajo, no calentaba nada. En fin. Y bueno, me he puesto la gorra, pero no me he puesto crema, tío, no me he puesto crema, crema bloqueadora, ¿sabes? Crema para el sol.

Y entonces yo creo que me estoy quemando, me estoy quemando y verás, verás que esta tarde me va, me va a doler, me va a doler la piel del cuello y de los hombros y de los brazos.

En fin, tío, que tengo muy mala suerte, que tengo muy mala suerte. Así es mi vida, así es mi vida.

Y eso es lo que me ha pasado cuando he ido a España, a Ávila, a Salamanca y a Segovia, que he tenido un montón de problemas, un montón de... Un montón de historias y en fin... Me lo he pasado bien,¿eh? me lo he pasado bien. En el fondo, me lo he pasado bien.

He hecho varios vídeos de cada ciudad, sí, los iré poniendo poco a poco en YouTube. Espero que los veáis, espero que los veáis con un poco de sentido del humor. Son vídeos un poco así, divertidos, un poco ligeros. Mi objetivo no es contar la historia y el arte y hablar de los monumentos y dar muchos datos y hablar de las fechas, de los Reyes Católicos y todo esto. Ese no es el objetivo de mi canal, eso no es lo que yo hago en mis vídeos. Yo en mis vídeos lo que quiero es enseñar español en contexto. Este es mi mantra, lo repito siempre.

Yo soy un profesor de español. Yo no soy un profesor de historia, yo no hablo de arte. Hay muchísimos vídeos ya que podéis ver en YouTube y en la televisión y en documentales sobre las ciudades de España. Ese, ese no es mi objetivo, ese no es mi objetivo.

Yo estos vídeos los hago para enseñar español en contexto. Me parece, me parece muy interesante ir a Segovia y hacer un vídeo en el acueducto, pero no quiero estar contando toda la historia del acueducto. Un poquito sí, claro, algunos datos, vale, sí, sí, sí, algunos datos, alguna información interesante, pero mi objetivo es enseñar español.

Entonces, yo lo que estoy pensando es enseñar expresiones como: me cuesta esfuerzo, llegar tarde, estar harto, espero que...

En fin... ¿Entendéis?

Yo voy a seguir viajando y voy a seguir, voy a seguir haciendo este tipo de vídeos porque me parece superinteresante. Yo me divierto y eso es lo más importante, porque yo estoy haciendo esto para divertirme también, porque si no me divierto, si yo no me divierto haciendo esto ya, ya me dirás tú, ya me dirás tú cómo, cómo voy a seguir adelante si... En fin... Si yo no me divirtiera o divirtiese (imperfecto de subjuntivo). Si yo no me divirtiera o divirtiese, ¿cómo podría estar aquí haciendo estos vídeos, ¿eh? y haciendo este podcast? Yo me tengo que divertir, tío, yo me tengo que divertir.

En fin, chicos, lo vamos a dejar aquí porque el sol está muy alto. Ya son casi las nueve. Llevo, llevo un montón de tiempo aquí en la playa. Hace mucho calor. Ya hay mucha más gente.

Algunos empiezan a mirarme un poco de forma sospechosa, porque, claro, yo estoy aquí dando vueltas por la playa con un micrófono. Un micrófono muy raro. Para proteger el micrófono del viento, tiene algo que se llama "un gato muerto". Un gato muerto. Eso es como una protección, con muchos pelos, ¿no? Y es muy feo. Es muy feo. Llama mucho la atención. Y la gente me mira, tío. La gente me mira... En Londres no me mira nadie. Ya lo he dicho otras veces: en Londres tú puedes salir a la calle como te dé la gana, ¿vale? que nadie te va a mirar. A nadie le va a importar cómo vas vestido ni lo que haces. ¿Vale? Pero aquí estoy en una ciudad pequeña en Italia y, claro, llamo, llamo la atención, tío, llamo la atención. Además estoy hablando en español, en otro idioma.

La gente me mira, yo me pongo nervioso y ya no sé que... Ya no sé qué decir, tío, me pongo nervioso, pierdo el hilo...

En fin, que, nada, chicos que...

Además que me voy a quemar, tío. Con la, con la... Con la mala suerte que tengo, me voy a quemar.

Bueno, nos vemos... No nos vemos. No nos vemos. Nos escuchamos. Nos escuchamos en el próximo episodio de Español con Juan. Hasta luego.

Hasta aquí el episodio de hoy. Muchísimas gracias por escuchar hasta el final. Si quieres leer la transcripción de este episodio o de los episodios anteriores de nuestro podcast, visita nuestra página web 1001 Reasons To Learn Spanish. Allí encontrarás también ejercicios y muchos recursos para aprender español. ¡Hasta pronto!

Sonix is the world’s most advanced automated transcription, translation, and subtitling platform. Fast, accurate, and affordable.

Automatically convert your mp3 files to text (txt file), Microsoft Word (docx file), and SubRip Subtitle (srt file) in minutes.

Sonix has many features that you'd love including world-class support, automated translation, automatic transcription software, enterprise-grade admin tools, and easily transcribe your Zoom meetings. Try Sonix for free today.

TRANSCRIPCIÓN ESCRITA

¿Quieres mejorar tu español?

Si quieres seguir mejorando tu nivel de español, echa un vistazo a nuestros cursos online. En ellos encontrarás un montón de recursos y actividades my variadas: vídeos, audios, juegos divertidos, ejercicios de gramática y vocabulario y un montón de historias para aprender español en contexto.

Para más información, puedes abrir los links que hay aquí debajo. 

Cursos online

Más información

Cursos para aprender español online