Poner

El verbo poner en español

TRANSCRIPCIÓN

¿Qué tienen en común todas estas frases?

Tengo frío. Voy a ponerme la chaqueta.

Yo los sábados por la mañana suelo poner la lavadora.

Son las dos y todavía no he puesto la mesa.

Antes de dormir, me voy a poner a leer un libro

Marta es una chica muy tímida. Suele ponerse roja.

¿Has descubierto qué tienen en común todas estas frases? Sí, efectivamente. En todas estas frases se usa el verbo poner.  Y eso es lo que vamos a ver en este video: diferentes significados del verbo poner.

¡Vamos!

¡Hola, chicos! ¿Qué tal?

¡Bienvenidos y bienvenidas a Español Con Juan!

Yo soy Juan, profesor de español y en este canal de YouTube puedes ver videos en español

Solo en español. Para aprender español.

Si quieres aprender o mejorar tu español te aconsejo suscribirte para no perderte ninguno de nuestros vídeos.

Hoy vamos a hablar del verbo poner y de sus diferentes significados. El verbo poner es un poco confuso porque se usa en muchas expresiones diferentes, en muchas situaciones diferentes. A veces se usa con un verbo, a veces se usa con un adjetivo, a veces se usa con un nombre, con una preposición… Y en cada caso el verbo poner puede expresar algo muy diferente.

En el video de hoy vamos a intentar ver, de modo general, los usos más importantes del verbo poner, pero, como siempre hacemos aquí, en Español con Juan, en lugar de explicarte directamente todos los significados posibles, te voy a contar una pequeña historia para que puedas entender mejor, en contexto, cómo usar este verbo.

¿De acuerdo? Pues venga, no me enrollo más: ¡empezamos!

Esta tarde tengo una cita. Aquí, en mi casa. He invitado a cenar a Carmen, una chica que me gusta. Creo que ya os he hablado de ella antes, ¿no? Bueno, pues viene a cenar aquí, a mí casa. Yo estoy nervioso. Hace mucho tiempo que no quedo con una chica que me gusta, que no voy a una cita. Y cómo no sabía muy bien qué hacer, he buscado en youtube y he encontrado un vídeo de un chico que enseña cómo comportarse en estas ocasiones, cómo comportarse en una cita. Así que, si no os importa, yo voy a poner el video y voy a seguir todas las instrucciones porque Carmen va a venir esta tarde y yo todavía no estoy preparado y no sé qué hacer. Vamos a ver qué dice este vídeo…

¿Tiene usted una cita? ¡Enhorabuena! Pero, cuidado, ¿sabe cómo comportarse en una cita con una mujer? No se preocupe, en este vídeo le vamos a dar todas las instrucciones que usted necesita para que su pareja se sienta muy a gusto con usted.

¿Está listo? Pues, venga, ¡empezamos!

Lo primero que tiene que hacer es arreglar la habitación, poner cada cosa en su sitio.

Ese vaso, por ejemplo, ese vaso lleva ahí desde el sábado pasado. Tiene que lavarlo y ponerlo en el armarito de la cocina.

Esas revistas, esos periódicos viejos, por favor, hombre, no los deje ahí. Si ya terminó de leerlos, póngalos en la basura.

Si quiere crear un ambiente acogedor en la casa, puede poner flores, por ejemplo. Puede poner rosas. A todas las mujeres les gustan las rosas.

También puede poner unas velas. Sí, ¿por qué no? La luz de las velas crea una atmósfera acogedora.

¿Qué es eso? ¿Qué es eso que hay en el suelo? Parece… pero hombre… ¡Cómo se le ocurre dejar la ropa por el suelo! Eso causa una mala impresión. Tiene que poner toda esa ropa en el armario.

¡Estupendo! Ya ha puesto cada cosa en su sitio.

Colocar en un lugar

¿Has entendido? El verbo poner lo usamos en el sentido de “colocar” algo en un lugar, de situar algo, un objeto, una persona o un animal en un lugar. Este es uno de los significados más importantes de este verbo: colocar en un lugar.

Pero no pensará recibir así a la chica…

Dúchese, aféitese y póngase ropa limpia, por amor de Dios.

¿Qué se va a poner? Póngase ropa moderna, hombre. Esa camisa no, esa tampoco… Pero hombre no sea ridículo… esa tampoco… ¿Cuándo fue la última vez que se compró ropa? Todas esas camisas parecen de cuando Elvis Presley cantaba Tutti Frutti… ¡jajaja! Es un chiste malo, lo sé, perdone. Bueno, esa, esa no está mal. Sí, póngase esa camisa.

Y póngase también una chaqueta. No, dónde va, hombre, la corbata, no. No tiene que ponerse la corbata. Usted quiere dar la impresión de ser un hombre moderno, dinámico, a la moda… las corbatas ya no están de moda…

Muy bien.

¿Gafas de sol? ¿Se ha puesto usted gafas de sol? No es necesario ponerse gafas de sol dentro de la casa, ¿no cree?

Así está mejor. Muy bien.

Ponerse ropa.

Como has visto, usamos la forma reflexiva de poner (es decir, ponerse) para expresar que nos vestimos con una prenda de ropa, es decir, que nos colocamos una prenda de ropa en el cuerpo. Una prenda de ropa es una camisa, una corbata, unos pantalones… También nos podemos poner objetos, como unas gafas de sol, un reloj, un anillo… todo lo que nos colocamos en el cuerpo “nos lo ponemos”. Es decir, usamos el verbo poner en forma reflexiva: ponerse.

Ahora póngase delante del espejo. ¿qué tal? ¿Cómo se ve? Mucho mejor, ¿no? Muy bien.

Falta algo, ¿no cree?

Mire bien, mire bien… Mírese la piel de la cara, hombre, los ojos, las ojeras, las bolsa debajo de los ojos… Tiene que ponerse algo en la cara. Tiene usted la cara que parece un churro. ¡jajaja! Perdone….

Puede ponerse crema. Sí, sí, crema. Crema hidratante. A ver, póngase un poco de crema, hombre.

Vuelva a ponerse delante del espejo. ¿Cómo se ve? Mejor, ¿no?

Pero, además, hay algo que… hay algo que no se se ve… el olor, exacto, el olor.

¿No le gustaría oler bien? ¿Un buen perfume puede hacer maravillas? Un buen perfume atrae, tiene poder de atracción. A ver, busque en el armario del cuarto de baño. ¿Qué es eso? ¿Perfume? Entonces, póngase un poco, sí, póngase un poco de perfume. Muy bien.

Bueno, sin pasarse, hombre, tampoco hay que ponerse tanto perfume.

¿Y desodorante? ¿Se ha puesto desodorante? Espero que sí… Si todavía no se ha puesto desodorante, este es el momento de ponérselo.

Muy bien.

Ponerse reflexivo

En esta parte de la historia hemos visto más ejemplos de cómo se puede usar el verbo poner en forma reflexiva, es decir, ponerse.

Usamos ponerse para hablar de todo lo que nos colocamos a nosotros mismos en el cuerpo (me pongo perfume, me pongo desodorante…) o también para describir donde nos colocamos nosotros, donde nos situamos: me pongo delante del espejo, me pongo al lado de la ventana, me pongo detrás de la silla.

¡Continuamos con nuestra historia!

¿Qué le pasa? ¿Se siente mal? ¿Se ha puesto enfermo? No, no se ha puesto enfermo, hombre. Son solo nervios.

Sí, se ha puesto usted muy nervioso. ¿Suele ponerse nervioso? Está usted muy preocupado, ¿verdad?

No tiene motivos para ponerse tan nervioso, hombre. Todo va a salir bien. Además, se ha puesto usted muy guapo. Sí, es verdad, se ha puesto usted muy guapo. No tiene motivos para ponerse nervioso.

¡Oiga, pero… se está usted poniendo rojo! ¿Se ha puesto usted rojo? Sí, se ha puesto rojo. Sí, se ha puesto usted rojo porque le he dicho que se ha puesto usted muy guapo…  Es usted tímido, ¿verdad? Mejor, mucho mejor. A las mujeres les gustan los hombres tímidos.

Pero está usted… está usted muy blanco, demasiado blanco. A las mujeres les gustan los hombres morenos. Tiene que ponerse moreno. A ver, exacto, póngase al sol, cierre los ojos y póngase al sol para ponerse moreno… ¡Pero póngase crema solar, hombre!

Le veo un poco triste. ¿Está usted triste? Sí, me parece que se ha puesto usted un poco triste, ¿no? Necesita ponerse contento, hombre, no puede recibir a la chica así. Vamos, póngase contento, piense en algo alegre… No sé, piense en algo divertido, en algo gracioso, póngase contento….

¡Muy bien! Mejor, mucho mejor.

Cambio de estado temporales: salud, aspecto físico o ánimo

En esta parte de la historia hemos usado también el verbo en su forma reflexiva (ponerse), pero con un signficado bastante diferente: hemos usado el verbo ponerse para expresar un cambio.

Puede ser un cambio físico (ponerse guapo, ponerse moreno, ponerse rojo…), un cambio en el estado de salud (ponerse enfermo, por ejemplo) o un cambio en el estado de ánimo (ponerse triste, ponerse contento, ponerse nervioso).

Los cambios que expresamos con el verbo poner son, normalmente, cambios temporales. Nos ponemos nerviosos o nos ponemos morenos o nos ponemos tristes, pero son cambios temporales, no permanentes.

¿Qué hora es? ¿Ha visto qué hora es? ¡Es muy tarde! Es muy tarde y todavía no ha preparado nada, hombre.

Tiene que ponerse a cocinar, hombre. ¿Qué va a cocinar? Una tortilla de patatas, ¿verdad? Una idea excelente. Pero póngase a hacer la tortilla enseguida, porque el tiempo vuela.

Póngase a pelar las patatas, rápido.

Ah, ¿Cómo? No sabe cómo se hace la tortilla de patatas.

Pues, entonces, tiene que ponerse a buscar una receta en internet… Sí, un vídeo quizás, un vídeo en Youtube sobre cómo se hace la tortilla de patatas… ¿Lo encontró? Bueno, entonces póngase a verlo…

Empezar a

En esta parte de la historia hemos visto un uso muy importante del verbo poner: empezar a hacer algo. Decimos, por ejemplo, me voy a poner a estudiar, me voy a poner a ver la televisión o me voy a poner a limpiar la casa cuando vamos a empezar a hacer esas actividades.

Fácil, ¿no?

Entonces, hasta ahora hemos visto 5 significados diferentes del verbo poner o ponerse:

  1. Colocar en un lugar
  2. Colocarse una prenda de ropa
  3. Colocarse algo en el cuerpo o situarse en un lugar
  4. Cambios de estado temporales
  5. Empezar a

El problema es que también hay muchas expresiones diferentes que usan el verbo poner o ponerse. Obviamente aquí no podemos verlas todas, pero vamos a ver al menos algunos ejemplos.

Es muy tarde. No tiene tiempo de ver el vídeo. Yo le digo los ingredientes. A ver, coja papel y un bolígrafo y ponga: patatas, huevos, aceite, sal y cebolla. ¿Ha puesto todo lo que le he dicho? Si no lo escribe luego se le va a olvidar.

Estupendo…

Ahora, ponga el aceite en la sartén. Luego, ponga las patatas, después ponga el huevo y no se olvide poner un poco de sal… ¡Ah, y la cebolla! Ponga también la cebolla.

Bueno, y ahora, mientras se hace la tortilla, no se quede ahí parado, hombre.

Ponga la mesa. Tiene que poner la mesa. Exacto. Los platos, los cubiertos, los vasos…

¿Terminado? No, todavía no. Ponga música, ponga música para crear un poco de atmósfera.

No, no ponga la televisión, por favor, no. Eso es de mal gusto. La radio tampoco, no, no ponga la radio. Ponga música. Para una cena con una chica hay que poner música.

Perfecto, ahora su cita será todo un éxito. Recuerde simplemente ponerse cómodo, relajarse… pero no se ponga demasiado cómodo. Un poco de tensión también es importante.

Siéntese bien…¡póngase derecho, hombre! La postura es importante.

Y no esté todo el tiempo sentado… póngase de pie de vez en cuando. Tiene que dar la impresión de que está usted seguro de sí mismo.

Pero póngase derecho, hombre, que parece un viejo…

¡Un momento! ¡Llaman a la puerta! ¡Es ella! Es la chica que usted espera!

Tranquilo, no se ponga nervioso. Abra la puerta, vaya a abrir la puerta, no la haga esperar… pero, oiga, perdone, antes de irse, si le ha gustado este video haga click en me gusta y suscríbase, suscríbase a nuestro canal en YouTube para no perderse ninguno de nuestros vídeos.

Ya sabe que cada semana…

¡Qué pesados son! ¡Siempre igual! Siempre dicen lo mismo: suscríbase a nuestro canal, haga click en me gusta… ¡qué rollo!

Bueno, os dejo, voy a abrir la puerta que llega Carmen. La semana que viene os cuento qué tal me ha ido con ella.

¡Hasta pronto!

Otras expresiones

¿Has entendido? ¿Has visto cómo hemos usado el verbo poner en esta parte de la historia?

  1. Hemos usado el verbo poner como sinónimo de escribir, de anotar.
  2. También lo hemos usado para expresar que conectamos o que encendemos una máquina (por ejemplo, la televisión)
  3. También lo hemos usado para expresar que añadimos ingredientes a la comida.
  1. Una expresión muy frecuente es “poner la mesa”, es decir, colocar todos los platos, los cubiertos, etc en una mesa. Preparar una mesa para la comida.
  1. Y por último también hemos visto que podemos usar el verbo poner o ponerse para expresar un cambio en la postura del cuerpo.

En realidad, muchos de estos usos son variantes del significado principal del verbo poner, es decir, de colocar algo en un lugar, que fue el primer significado que vimos al principio del vídeo.

En fin, como siempre yo te aconsejo que aprendas todas estas expresiones poco a poco, en contexto, leyendo y escuchando mucho en español.

Y nada más por hoy. Espero que este vídeo te haya gustado. Si te ha gustado, haz click en me gusta y recuerda suscribirte a nuestro canal para no perderte ninguno de los vídeos que hacemos cada semana.