Aprender español leyendo

(y escuchando)

VER TODOS LOS CAPÍTULOS PUBLICADOS

En mi opinión, para aprender vocabulario en español lo mejor es leer y escuchar mucho en español, especialmente historias adaptadas para estudiantes de español. Yo escribo este tipo de historias y las uso a menudo en mis clases y en mis cursos online. Creo que leer y escuchar historias es el mejor modo para aprender nuevas palabras en contexto.

Pero, atención: tienes que leer historias adaptadas para estudiantes de español. Es decir, historias adecuadas a tu nivel de español y, además, historias construidas, diseñadas, de una forma que facilite el aprendizaje y la memorización del vocabulario.

Cada mes una historia

Por eso, este año estoy contando una historia cada mes. En este vídeo puedes ver (y escuchar) la historia del mes de julio. Después de ver el vídeo, intenta hacer los ejercicios que hay debajo y lee la transcripción de la historia. Recuerda: para aprender español tienes que escuchar y leer en español frecuentemente.

1. EJERCICIOS

  2. TRANSCRIPCION

¡Hola chicos! ¿Qué tal? Como sabéis, aquí en “Español con Juan” este año estamos contando una historia, una historia para aprender español. Cada mes publicamos un capítulo nuevo, yo os aconsejo, yo os aconsejo que veáis todos los capítulos que hemos publicado hasta ahora. Hemos publicado los capítulos del mes de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio y hoy, hoy en este video vas a ver, vamos a ver el capítulo del mes de julio.

Se trata de una historia que he escrito yo mismo para estudiantes de español, para ayudaros a aprender y mejorar vuestro español. En esta historia yo uso muchas estructuras gramaticales, muchas expresiones, vocabulario muy, muy clave, muy importante para estudiantes de un nivel digamos intermedio y además, además yo repito muy a menudo, muy frecuentemente, estas expresiones, estas estructuras gramaticales para que así podáis recordarlas bien.

De lo que se trata es de aprender vocabulario y gramática en contexto, en lugar de estudiar y memorizar listas enormes, larguísimas de palabras sobre no sé, el vocabulario de la cocina, de la ciudad, de la ropa, de la comida. En lugar de memorizar esas listas enormes de palabras, yo creo que es mejor aprenderlas, aprenderlas en contexto, en el contexto de una historia y por eso yo escribo muchas historias. Por eso aquí en “Español con Juan” siempre que publicamos videos publicamos también historias, para que podáis recordar estas palabras y podáis aprender qué significan en contexto.

Y con estas historias no sólo podéis aprender, no sólo podéis aprender vocabulario, también podéis aprender gramática. Si prestáis atención a la historia, a lo que yo digo, a cómo lo digo, a los tiempos verbales que uso, las estructuras gramaticales, a las expresiones, a las preposiciones, a todo, a todo lo que digo y cómo lo digo vais a estar aprendiendo gramática en contexto.

Como digo, como digo cada mes estamos publicando un capítulo nuevo de esta historia. Si no queréis perderos ninguno de los nuevos capítulos ni ninguno de los nuevos videos que publicamos aquí en “Español con Juan” ¿Qué tenéis que hacer? Tenéis que suscribiros, tenéis que suscribiros ahora mismo aquí, a este canal porque estoy seguro que si veis muchos videos en español podéis aprender y mejorar vuestro español.

Bueno y nada más, si estamos listos, si estáis listos, si estáis listas pues ¿Qué vamos a hacer? Vamos a empezar, vamos a empezar con la historia del mes de julio ¿De acuerdo? Venga, empezamos.

Pues estoy hecho polvo, estoy hecho polvo la verdad. Llevamos aquí, llevamos aquí en este hotel dos semanas y no hemos salido de la habitación. Llevamos dos semanas sin salir, sin salir de la habitación. Es que lo que pasa es que Carmen es muy joven y bueno es una máquina sexual, es una máquina sexual y bueno ese no es el problema, el problema es que además yo tengo que estar vestido así, tengo que estar vestido así de hombre primitivo todo el día porque dice que se excita mucho conmigo vestido así de hombre primitivo.

Dice que soy muy masculino, que soy muy macho y yo lo entiendo, yo lo entiendo porque yo tengo esa atracción, o sea yo tengo ese poder de atracción hacia las mujeres ¿No? Y bueno, me gusta ¿Eh? Me gusta pero es cansado, es cansado, es cansado. Estoy hecho polvo, estoy hecho polvo. Llevo, llevamos dos semanas aquí sin salir de la habitación y bueno, me da un poco de pena, me da un poco de pena porque el hotel está muy bien, es un hotel caro, es un hotel caro que yo reservé para estar con Carmen, para estar con ella aquí en la playa y pero bueno, pero bueno yo con tal, con tal de ver a Carmen contenta; lo que sea. Con tal de verla contenta; lo que sea.

Y por eso, por eso estoy tan blanco ¿No? Por eso estoy tan blanco porque estoy aquí en la playa, llevamos dos semanas aquí en la playa pero estoy, estoy súper blanco porque no me deja en paz, no me deja en paz, no me deja salir de la habitación. Estamos todo el día, estamos todo el día en la habitación. Llevamos dos semanas sin salir de la habitación, hombre esto no es normal.

Bueno, me gusta ¿Eh? Me gusta, no me estoy quejando ¿Eh? No me estoy quejando. A mí me encanta Carmen, me encanta Carmen pero bueno mira estoy muy blanco. Yo me quería poner un poco, un poco moreno ¿No? ¿Por qué? Vale, sí bueno me gusta estar moreno, me gusta ponerme moreno.

En fin pero mira, yo con tal de ver a Carmen contenta lo que sea. Con tal de verla contenta; lo que sea. Me da pena, me da pena por el hotel porque yo reservé un buen hotel cerca de la playa porque si vas, si vas con una chica, con una mujer de vacaciones hombre, no le vas, no vamos a ir a una pensión cutre ¿No? A una pensión barata, no, no. Hay que ir a un hotel bueno, a un hotel cerca de la playa, no sé.

Este hotel tiene de todo, tiene de todo. Tiene ascensor para ir a las habitaciones, tiene un ascensor. Tiene toallas, tiene toallas. Tiene papel higiénico en las habitaciones, tiene ducha, de bidé, tiene bidé para lavarse los pies para lavarse los pies cuando vuelves de la playa, por ejemplo. Está muy bien, está muy bien. Tiene un mini bar, tiene de todo. Tiene un secador de pelo también, si te quieres secar el pelo. Es un hotel, es un hotel que está muy bien, está muy bien.

Pero nada, nada aquí todo el día sin poder salir no me deja en paz, no me deja en paz. No me quejo ¿Eh? No me quejo. Yo con tal de ver a Carmen contenta, con tal de verla contenta; yo hago lo que sea, lo que sea. Bueno total, que es un hotel caro. Es un hotel caro, me costó reservarlo, me costó un ojo de la cara. Un ojo de la cara me costó, es un hotel caro, sí.

Y claro, me da pena, me da pena no ir a la playa, en fin. Pero bueno, pero bueno sus amigas las amigas de Carmen no van a decir, no van a decir que yo soy un rata. No, no, no eso ya no lo pueden decir, ya no lo pueden decir. ¿Os acordáis? Que sus amigas, sus amigas, las amigas de Carmen decían que yo era un rata, que era muy tacaño, que no quería gastar dinero.

No. No, no, no, no. Yo no soy un rata, yo no soy un rata. El dinero es para gastarlo, oye. El dinero es para gastarlo, hay que saber vivir, hay que saber vivir bien ¿No? Y mira, aquí estamos en este hotel fantástico al lado del mar, me costó un ojo de la cara es verdad pero bueno ¡Que no soy un rata, hombre! Que no soy un rata. Que estoy harto que sus amigas digan que soy un rata, que soy un tacaño. ¡No! No señor, no sos ningún rata. Yo con tal de ver a Carmen contenta soy capaz de lo que sea, de lo que sea.

Y Carlos, Carlos y Marta me han dicho, me han dicho que probablemente, que probablemente esta historia mía con Carmen es simplemente una crisis, una crisis de la mediana edad, una crisis mía porque estoy soy ya, no soy joven. Soy un hombre ya de una cierta edad y dicen que seguramente, seguramente ella lo que busca, lo que quiere es mi dinero. Lo único que quiere es mi dinero, que tenga cuidado.

Bueno, yo creo que Carlos y Marta, sobre todo Carlos, sobre todo Carlos pues tienen un poco de envidia, tienen un poco de envidia porque yo ahora soy feliz, estoy contento y ellos claro, ellos claro tienen un poco de envidia, tienen un poco de envidia. Ella es más joven que yo, es verdad, es más joven que yo.

Y bueno, Carlos y Marta me han dicho, me han dicho que es un poco tontita. Me han dicho que Carmen es tontita, que es un poco tonta y bueno, esto me ha molestado un poco. Me ha molestado un poco ¿Eh? Me ha molestado un poco porque Carmen no  es tonta, no, no es. Es un poco superficial, eso es verdad, es verdad, es un poco superficial porque yo antes salía con mujeres muy intelectuales ¿No? Y hablábamos de Fellini, hablábamos de cine italiano, de cine francés. Íbamos, íbamos muy a menudo a ver exposiciones de pintura, viajábamos a París y todas estas cosas.

Y bueno, yo la verdad es que ya estaba un poco harto de todo esto. A mí, a mí sí, yo estaba ya cansado ¿Vale? Yo necesitaba un poco de aire fresco y Carmen, Carmen es no es así, Carmen es más superficial. Con Carmen hablamos no sé, por ejemplo, yo qué sé ¿Qué es mejor, la tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla? Por ejemplo ¿No? O ¿Qué es mejor, la salsa o el merengue o el chachachá, o el flamenco, el tango? Porque a ella le gusta mucha bailar, le gusta mucho bailar y vamos a bailar de vez en cuando ¿Eh?

Y claro, estas son las cosas. Los ingredientes del queso, por ejemplo los ingredientes del queso manchego, hablamos con, hablo con Carmen de los ingredientes del queso manchego. En fin, en fin hablamos de cosas que no son tan intelectuales, más superficiales ¿No? Ayer por ejemplo, ayer hablamos de quién era mejor ¿Shakira o Enrique Iglesias? A ella le encanta Enrique Iglesias, a mí… A mí no me gusta mucho Enrique Iglesias ni tampoco Shakira pero ella quería hablar de este tema ¿No? Shakira, Enrique Iglesias, en fin.

Que no son temas muy intelectuales, yo lo entiendo, yo lo entiendo pero es un, es alegre, es divertida y es como un poco de aire fresco en mi vida ¿No? Yo ya estaba harto de estas mujeres con gafas de plástico ¿No? Que llevaban no sé por qué, yo siempre salía con mujeres con gafas de plástico marrones ¿Eh? Gafas marrones de plástico e íbamos al cine, a ver películas francesas en blanco y negro, de los años ‘60s que yo no entendía, yo no entendía nada, yo no entendía nada de aquellas películas ¿No? Yo no entendía nada. Y discutíamos sobre el sentido de la vida y de Jean Paul Sartre y en fin, bueno muy aburrido todo, muy aburrido, muy aburrido.

Yo he llevado una vida muy aburrida, ahora estoy mucho mejor, mucho mejor porque Carmen es así; joven, vital, alegre, un poco superficial. No es tonta ¿Eh? No es tonta, Carmen. Carlos es un poco envidioso ¿Eh? Carlos es un poco envidioso, no es tontita, no es tontita. Es divertida, es vital, es alegre y bueno, yo me lo paso genial con ella. Y yo, mira yo con tal de ver a Carmen contenta, con tal de verla contenta yo soy capaz de lo que sea, de lo que sea.

Dice Marta, dice Marta mi amiga Marta me ha dicho que Carmen está buscando en mí un padre, que yo soy para ella una figura paterna. Bueno, pues yo qué sé, yo qué sé, me da igual, me da igual si soy una figura paterna y bueno ¿Cuál es el problema, cuál es el problema? Estamos contentos, estamos contentos los dos. Yo, con tal de verla contenta a Carmen, con tal de verla contenta yo soy capaz de lo que sea, soy capaz de lo que sea.

Mira, de hecho, de hecho la voy a enchufar, la voy a enchufar en la universidad ¿Sí? La voy a enchufar en la universidad donde yo trabajo, la voy a enchufar como profesora de español. Sí, la voy a poner, voy a hablar con mi jefe, voy a hablar con mi jefe y le voy a decir que la meta a trabajar como profesora de español. Sí ¿Por qué no? Es española oye, a fin de cuentas es española, es sí, es nativa de español y por qué no va, no tiene experiencia bueno, no pasa nada. No sabe, yo creo que no sabe ni siquiera qué es un adjetivo ni qué es un verbo, ni qué es un pronombre, seguramente no lo sabe. Da igual, da igual, yo se lo explico, yo se lo explicaré todo. Pero la voy a enchufar porque necesita un trabajo ¿Eh? Necesita un trabajo.

La voy a enchufar en la universidad sí, la voy a meter allí como profesora de español voy a hablar con mi jefe, sí. Sí y nada, la voy a enchufar para que trabaje como profesora de español y vamos a trabajar conmigo los dos y Alfred, Alfred ¿Os acordáis de Alfred? ¿Mi amigo? Bueno, no es mi amigo, mi compañero; otro profesor de español de la universidad se va a morir de envidia cuando vea, cuando vea que mi novia, Carmen es joven, divertida, vital, alegre así fantástica y que trabaja allí conmigo se va a morir de envidia, se va a morir de envidia.

Bueno pues nada. Lo que pasa es que estoy hecho polvo ¿Eh? Ahora estoy hecho polvo, estoy muy cansado. Es que llevo, llevo dos semanas sin salir, sin salir de la habitación vestido de hombre primitivo. Por Dios, hombre es que no me quejo ¿Eh? No me quejo. Yo con tal de verla contenta, con tal de ver a Carmen contenta soy capaz de lo que sea, de lo que sea.

Y bueno entonces, nada estoy, estoy hecho polvo. Estoy hecho polvo ¡Uf! Estoy muy, muy cansado y en fin, bueno.

Carmen: Juan, Juan ven, cariño, Juan. Juan por favor un momento que te necesito. Juan. Ven.

Juan: Sí, sí ahora, ahora voy. Ahora voy. Bueno, estoy aquí con unos amigos ¿Eh? Ahora voy, ahora voy. Sí, enseguida voy.

Adiós, adiós. Hasta luego, hasta luego. Adiós.

Bueno chicos, espero que os haya gustado el capítulo de hoy, el capítulo del mes de julio de la historia del año, la historia de Carmen y espero que os guste este modo de aprender español en contexto. Yo no quiero decir que este sea el único modo de aprender español, ni siquiera el mejor, es el modo que a mí me gusta. Es el que a mí me gusta más ¿De acuerdo?

Tampoco quiero decir que si veis mis videos vais a aprender español muy bien, vais a hablar como nativos en tres meses. No, no es eso. Aprender español lleva tiempo ¿Vale? Necesitas, necesitáis hacer un esfuerzo y mis videos creo que os pueden ayudar un poquito, os pueden ayudar un poquito a mejorar, a mejorar vuestro español a pasar de un nivel intermedio a un nivel avanzado.

Y por último os recuerdo que cada mes vamos a seguir publicando un nuevo capítulo de esta historia y lo que os aconsejo es que os suscribáis ¿Vale? Que os suscribáis aquí a “Español con Juan” para no perderos ninguno de estos videos ni ninguno de los otros videos porque cada semana publicamos videos nuevos, aquí en “Español con Juan”.

Venga, no me enrollo, no me enrollo más. Que tengáis una fantástica semana y nos vemos aquí la próxima semana en el próximo video. ¡Adiós!