Un patán

Resumen:

Yo hago vídeos y también un podcast. Me gusta más hacer el podcast, porque en el podcast nadie me ve. Para hacer el vídeo tengo que vestirme bien, ducharme, lavarme la cabeza, cepillarme los dientes, afeitarme… El podcast, si quiero, lo puedo hacer en pijama y sin afeitar, tan a gustico. Es más cómodo. Pero no por ello pienses que soy un patán. Ni hablar. Yo no soy un patán, pero me gusta estar cómodo.

Listen to Spanish podcast on Apple Podcasts
Listen to Spanish Podcast Español Con Juan in Google Podcasts

Cursos para aprender español: https://bit.ly/2Zulbxf

Libros para aprender español: https://bit.ly/33jSy7Y

Recursos para aprender español: https://bit.ly/2pjLlpY

TRANSCRIPCIÓN

¡Hola chicos! ¿Qué tal? Bienvenidos a un nuevo episodio de Español con Juan.

Esto no es un vídeo, esto es un podcast, ¿vale? Es que hay mucha gente que confunde el podcast con el vídeo y por ejemplo escriben comentarios en youtube diciendo “me gusta mucho tu podcast” “¡Qué podcast tan bueno!”

No, vamos a ver, vamos a ver, una cosa es el podcast y otra cosa es el

vídeo, el vídeo en youtube que yo pongo normalmente el domingo, pues es un vídeo, es decir, que tú me ves, tú me ves. Hay un tío hablando, soy yo, ¿no? que hago cosas y tú me ves. Aquí, aquí no me ves, aquí yo no estoy hablando delante de una cámara.

Estoy hablando delante de un micrófono y tú no me ves, tú me imaginas, me imaginas pero no me ves. Tú no tienes ni idea de qué estoy haciendo, de dónde estoy, de qué llevo, qué ropa llevo, cómo tengo el pelo, si me he afeitado… No tienes ni idea, ¿vale? Me escuchas, pero no me ves ¿vale? Entonces esto hay que aclararlo.

En el podcast no me ves, me escuchas. El podcast mismo un poco más íntimo porque, claro, como yo no tengo una cámara delante y nadie me está mirando, nadie me ve, pues yo me siento más libre y hablo de lo que me parece esto, de lo que me parece aquello…

No tengo que preocuparme por las imágenes, por la luz, donde me pongo… En fin, es mucho más fácil, es mucho más cómodo y además es mucho mejor, creo yo, para vuestro español porque yo me me libero, me expreso tal y como yo soy, bueno, un poquito más ¿no? En el vídeo también pero en el vídeo yo soy un poco un actor n¿no? antes de hacer el vídeo pues me ducho, me lavo la cabeza, me lavo los dientes, me peino, me visto y preparo la habitación para que todo salga bien y pongo las luces.

Es todo como más… Es como un teatro. El vídeo es como un teatro y eso me gusta ¿no? porque yo me siento un poco actor, que puedo puedo interpretar un personaje: Juan el profesor de español más guapo de internet.

En el podcast, como nadie me ve, ¿vale? pues no importa si estoy afeitado, si me he lavado antes, si me lavado los dientes… No importa nada, puedo estar aquí sucio, con la ropa de hace dos días o quizás con el pijama… De hecho de hecho en este momento me gustaría me gustaría que me vierais, Vuestro vuestro concepto de mí sería muy distinto si me vierais en este momento porque llevo unos pantalones de pijama, de un pijama, grises ¿vale? unos pantalones de un pijama, grises, porque hoy, bueno, estoy aquí en la casa y no… cuando estoy en la casa así, pues no tengo ganas de vestirme muy elegante, ¿no? No tengo ganas de ponerme los pantalones vaqueros… Oye que además los vaqueros dan mucha calor.

Yo estoy aquí, yo estoy aquí sentado, en mi sofá, tranquilo, a gusto, cómodo y entonces me

pongo mis pantalones de pijama ¿no? Bueno, realmente no es un pijama, es un chándal. ¿Entendéis? Es un chándal, es un… Son unos pantalones para ir al gimnasio ¿vale? para hacer deporte, pero yo no voy al gimnasio con estos pantalones, sino que me acuesto con estos pantalones. Entonces son…

Digamos que son como un pijama, para mí son un pijama, pero en realidad son unos pantalones de chándal.

Chándal es esa ropa que se pone uno para hacer deporte. Y entonces estoy aquí, con mis pantalones de chándal, con este pijama, no llevo zapatos, no llevo zapatillas. Estoy con los calcetines, aquí, sentado a gusto a gustico ¿Entendéis?

Porque se puede decir a gusto, estoy a gusto, pero lo puedes decir incluso más bonito, puedes decir a gustico, con el diminutivo.

El diminutivo de Granada es -ico. También puedes decir a gustito.

Los estudiantes de un nivel avanzado saben que el diminutivo es en -ito o -ita

Usar los diminutivos es algo que se hace muy frecuentemente en español, en España por lo menos, y eso puede hacer que no se entienda, no se entienda bien lo que están diciendo los españoles ¿vale?

Entonces, por ejemplo, aquí ahora yo estaba diciendo que estoy aquí muy a gustico, que estoy muy a gusto aquí, sentado en el sofá y ¿por qué estoy tan a gustico? Pues porque estoy haciendo un podcast y, claro, pues los podcasts, como no me ve nadie, oye, pues aquí estoy, en pantalones de pijama, con mi chándal ¿no?

¡Ah! Llevo los pantalones de chándal, un pijama, pero en la parte de arriba llevo una camiseta, una camiseta de color morado, muy arrugada, limpia, pero muy arrugada.

Una camiseta que yo no me pondría nunca para salir a la calle, bueno de hecho yo no saldría a la calle vestido así, sería espantoso, sería espantoso, sí. Cambiaría el concepto de la gente de de mí, si yo hiciera un vídeo vestido así la gente la gente, sí, vamos, se borraría, la gente se borraría de mi cuenta en YouTube inmediatamente.

¡Qué desastre de tío! ¡Qué patán! Patán, me gusta esa palabra, patán. Sería un patán.

Si me veis, si me veis cuando cuando hago este podcast, si me pudierais ver (imperfecto de subjuntivo) si me pudierais ver cómo estoy vestido cómo estoy vestido cuando hago este podcast, pues pensaríais que soy un patán.

Un patán es ese tipo, ese tipo que está un poco sucio, que no se arregla, que está con los pelos los pelos largos, que no se cuida, que, no sé, en fin, que no se lava los dientes, que es un desastre, que no hace nada, que es un poco vago, no, muy vago, que todo lo hace mal, que todo lo hace mal.

Es un desastre ¿no? Un patán, un patán.

Bueno, pues ¿sabéis lo que voy a hacer? Pues que me voy a… Estoy limpio ¿eh? Oye, no penséis que es que yo estoy aquí en mi casa sucio. No no no, vamos a ver, estoy exagerando. Yo me me ducho todos los días.

Lo primero que hago cuando me levanto, lo primero que hago cuando me levanto es que me ducho, me afeito, me lavo los dientes, sí, claro que sí, y después me pongo me pongo estos pantalones de chándal y esta esta camiseta para estar aquí en casa porque nadie me ve, nadie me ve y a nadie le importa si estoy guapo o no.

El domingo, el único día que yo me pongo un poco mejor es el domingo, cuando tengo que hacer el vídeo, cuando tengo que grabar el vídeo de la semana, entonces sí, me pongo una camisa de cuadros bonita.

Bueno tengo tengo muchas camisas de cuadros, lo que pasa es que se me están quedando pequeñas porque estoy cada vez más gordo.

Ese es otro tema para otro episodio de otro podcast. Estoy cada vez más gordo porque, claro, como llevamos tanto tiempo en casa, sin poder salir…

Yo no salgo. Salgo solamente a dar un paseo, no voy al gimnasio, no voy a ninguna, a ninguna parte. Voy un poco al parque a dar un paseo y ya está, nada más, y me estoy poniendo cada vez más gordo. Ese es otro problema.

Además por eso no me puedo poner los pantalones vaqueros, porque los pantalones vaqueros me quedan muy estrechos ahora. Se han puesto… Se han quedado muy pequeños.

Necesitaría comprarme otros pantalones, pero tampoco me puedo comprar otros pantalones porque todas las tiendas están cerradas porque hay está maldita pandemia.

Es terrible, este año es terrible, todo todo sale mal, todo sale mal este año. Ahora no os quiero contar, pero tengo muchos problemas, ¿eh? tengo muchos problemas.

Es que vosotros no lo sabéis. Yo me pongo delante de la cámara, me pongo a hablar delante de la cámara los domingos, con mi camisa de cuadros y afeitado, afeitadico, ¿eh? afeitadico, ¿vale? afeitadito, afeitadico, o sea, afeitado, sin pelos en la barba, y claro, todos pensáis que yo soy muy guapo y tal, pero no.

Si me vierais ahora, veríais que no soy tan guapo. Soy bastante, pues así, un poco patán, un poco patán. Me gusta, me gusta esa palabra: patán.

Bueno pues, chicos, lo vamos a dejar aquí por hoy porque no os quiero aburrir, no os quiero aburrir mucho y, además, que me voy a poner a hacer otras cosas, me voy a poner a planchar la camisa para el vídeo del domingo, que todavía no la no la he planchado.

Tengo que planchar las camisas de cuadros para hacer los vídeos de los domingos, porque ahora solo me puedo poner camisas de cuadros, solo me puedo poner camisas de cuadros porque ahora la gente me conoce como “Juan, el profesor de la camisa de cuadros”.

Todo el mundo sabe que a mí me gustan las camisas de cuadros y entonces pues ya está, ahora no me puedo poner no me puedo poner camisas de otros colores, no me puedo poner camisas de rayas, no, me tengo que poner camisas de cuadros.

Es que esto de ser famoso, esto de esto de ser famoso es muy sacrificado, es muy sacrificado. Vosotros vosotros no sabéis, vosotros no podéis entender lo mal que yo lo paso porque a mí me gustaría llevar otras camisas y no puedo, me tengo que poner camisas de cuadros.

¡Qué rollo! ¡Qué rollo es esto!

¿Sabéis lo que voy a hacer? Que voy a dejar de hacer vídeos, voy a dejar de hacer vídeos y me voy a poner a hacer solo podcast, episodios de podcast.

Es mucho más fácil. No me tengo que afeitar, no me tengo que lavar la cabeza, no me tengo que poner los pantalones vaqueros. Me puedo quedar aquí en mi casa, tan tranquilo.

Grabo los podcasts, no me tengo que preocupar de las luces, de la cámara, de youtube… nada… de los comentarios de youtube, porque ya os he dicho que a veces me ponen de mal humor los comentarios de youtube.

Mi vida sería mucho más fácil si dejara de hacer vídeos en youtube; eso es lo que voy a hacer, eso es lo que voy a hacer, me voy a dedicar solamente a hacer podcast.

En lugar de hacer un podcast a la semana, puedo hacer cinco. Cinco podcasts y no hago vídeo. Sería mucho más fácil, mi vida sería mucho más fácil.

Sí, lo voy a pensar ¿vale?

Bueno, basta por hoy, chicos, no os quiero aburrir, un beso y nos vemos, no, no nos vemos, no nos vemos, nos escuchamos porque esto es un podcast, esto es un podcast y no nos vemos, nos escuchamos.

¿Cuándo? La semana que viene. ¿Dónde? Aquí, en Español con Juan

Venga, hasta luego.